Psicología

A veces no sabemos cuándo acudir a un psicólogo. Pensamos en esta opción cuando nos encontramos en casos muy extremos y, ya como último recurso, cuando sentimos que perdemos el control de nuestra vida o estamos desesperados.

Un psicólogo puede prestar una gran ayuda en diferentes etapas de nuestra vida y así alcanzar un mayor bienestar y equilibrio emocional.

Hoy en día, al psicólogo no sólo no van los locos, sino que también acuden personas que se encuentran en este tipo de casos:

  • Ansiedad y/o estrés.
  • Depresión.
  • Bajo estado de ánimo.
  • Baja autoestima.
  • Pensamientos obsesivos
  • Incapacidad de afrontar una pérdida.
  • Dificultad en tomar decisiones.
  • Problemas de atención y memoria.
  • Dificultad de control de impulsos, como la ira, compras, fumar…
  • Fobias y miedos.
  • Celos.
  • Dificultad para relacionarse.
  • Timidez.
  • Sensación continua de cansancio.
  • Sobrecarga del cuidador.
  • Falta de habilidades sociales.
  • Comunicación en la familia.

En Ínsula Psicología te ayudaremos y enseñaremos técnicas y estrategias para que alcances un mayor bienestar en tu vida, y seas capaz de afrontar los obstáculos que se interpongan en tu camino.